miércoles, 23 de julio de 2008

Somalia, la guerra interminable

Somalia afronta su peor crisis en los últimos diez años. Las sequías, los enfrentamientos y el vertiginoso aumento de los precios de los alimentos tienen efectos devastadores en la población.



Un Gobierno inútil y hueco. Una rebelión islamista agresiva. Un desastre humano inminente. Somalia es el Estado fallido más peligroso del planeta, e incluso los expertos internacionales en resolución de conflictos se mantienen apartados.



Un grupo de representantes civiles somalíes declaró al Consejo de Seguridad que el país se enfrenta a "una tempestad sin precedentes de crisis humanas en la que van a juntarse el conflicto, el desastre natural y los desplazamientos". Sólo en abril de este año, un estallido de combates en torno a Mogadiscio desplazó a 42.000 personas. Según la ACNUR, unas 100.000 personas huyeron de Mogadiscio en 2007.
Podría seguir poniendo cifras. No se trata de cansar, sino de recordar una guerra quizás olvidada pero aún candente.

3 comentarios:

Stultifer dijo...

Imaginemos por un momento que salimos a la calle un jueves cualquiera y lo primero que nos encontramos es al vecino cargado con una canana de balas de una parabellum y dos fusiles de asalto. ¿Qué se dicen en un caso así? ¿Se dan los buenos días? ¿Se dispara uno al otro? ¿Se miran lamentando su situación? ¿Tienen asumido su drama?

En Santo Domingo viví una situación similar a meda tarde. Me acompañaban a visitar un almacén de fruta y en la puerta había un tipo armado con dos fusiles (o similar). Era el guardián. Desde cierta distancia se lanzaron un grito de "Aviso, somos nosotros" y noté mucha tensión por segundos.

Que mi vecino nunca salga a la calle.

Markesa Merteuil dijo...

Acabo de pasarme por alareiradesantiso.blogspot.com y allí comenté, al hilo de su hilo, que en esta sociedad nos movemos por modas. Lamentablemente estamos tan ocupados en preocuparnos por seguir las corrientes que nos alejamos del crecimiento real de la sociedad.

Y eso mismo ocurre con los conflictos bélicos. Muchos son silenciados, otros están de moda, otros son tendencia (a publicar) durante una temporada, otros son el fondo de armario (ya que siempre son noticia)... Es así de triste. Nos ocupamos de lo que está de moda, silenciamos el resto y realmente no avanzamos hacia paces serenas construidas bajo un prisma de conciencia.

DIEGODELMAR dijo...

gracias a post como éste se le da un pequeño eco a los grandes olvidados...

BESOS