domingo, 13 de julio de 2008

Muertos y vivos viajaban juntos


Esta semana, la noticia de la llegada de dos nuevos cayucos a las costas españolas ocupaba una parte de las secciones de nuestros periódicos. Unos han pasado las hojas sin más; es una noticia repetitiva, acaso tan frecuente como los atentados diarios en Irak. Otros, quizás se detuvieran unos instantes, pues en ambos casos, tanto en Almería como en la isla de La Gomera, algunos de estos inmigrantes morían en el intento. En el caso que ocupa del arrivo a La Gomera, los muertos y vivos viajaban juntos, en el mismo cayuco.




3 comentarios:

Miguel dijo...

Como te decía en Pensamientos es una pena que los del otro lado tengamos los ojos cerrados ante esta injusticia. Y encima, a los que llegan, intentando ganarse el pan les negamos todo y les damos de lado.

Un abrazo

cuchhhi dijo...

Me parece que este blog esta lleno de valentía y honra al creador...
muchas gracias Mario.




radiografia de la pobreza

Son grandes los ojos cristalinos
de los niños hambrientos
reflejan el silencio de la impotencia
la inanición de ilusiones

la pobreza es soledad
enfermedad
dictadura cruel
un país interior en ruinas
reino que gano la tristeza

hay tantas pobrezas
como escamas de piel en el viento
campos arrasados de plagas
sequías sangrantes
falta de sangre en los hospitales
la aridez de una pensión estatal
las barreras arquitectónicas
las sábanas sucias de la pensión
no dar caramelos a tus hijos
el sueldo mínimo interprofesional
robar
matar y morir en la conciencia
los miedos
las guerras son de pobreza
sino miren quien las sufre

que grandes son los ojos
de los niños hambrientos
en sus miradas no hay nadie.

Fabio dijo...

vi las noticias en telecinco... son aberrantes, pero lo peor de todo es el mal análisis que se hace de la situación... fíjate hasta donde llega la desesperaciónde esta gente. Eso es así: desesperación, no importa morir en el intento...
triste, mucho
un abrazo