jueves, 1 de enero de 2009

Breve resumen de un año



-->
El año 2008 (como los anteriores) no ha sido un buen año para la región más golpeada y olvidada del planeta: África. Guerras, rebeliones, golpes de Estado y actividades de piratería han marcado la ruta del continente negro.
Sin lugar a dudas los personajes que se han llevado la atención durante este año y especialmente en sus últimos meses han sido los piratas de Somalia. Tres de sus golpes realizados en el golfo de Adén, la zona donde operan, los colocaron en el ojo público y movilizaron a la comunidad internacional. Según cálculos de la ONU, este año los piratas han capturado más de ochenta buques en el golfo de Adén y han cobrado más de treinta millones de dólares en rescate.
Si bien la noticia de los piratas ha sido la más llamativa del África, no es de ningún modo la más dramática. En agosto pasado, las tensiones que se viven en la República Democrática del Congo desde el fin de la guerra civil (1998-2003) volvieron a recrudecer y tocaron su techo en noviembre. Los rebeldes tutsis, apoyados por Ruanda, empezaron una ofensiva contra el ejército hutu del gobierno local. Como es costumbre, las grandes víctimas fueron los civiles. Según cálculos de la Unicef, unas 100.000 personas tuvieron que dejar sus hogares y se transformaron en desplazados.
Una de las catástrofes que trajo el año a África fue el cólera en Zimbabwe. El brote se ha cobrado la vida hasta ahora de alrededor de 1.500 personas en el país y más de 20.000 infectados. Mientras, no se sabe muy bien que hace Robert Mugabe, presidente del país.
El fin del año trajo consigo uno de los cambios de régimen de esos que el África nos tiene acostumbrados. Tras la muerte del dictador que gobernó la República de Guinea durante 24 años, una junta militar ha tomado el poder mediante un golpe de Estado. El líder de los golpistas, Musa Dadis Camara, se autoproclamó presidente del país y anunció elecciones recién a partir del 2010.

6 comentarios:

Markesa Merteuil dijo...

Pero a fin de cuentas, cambiar de año tampoco es definitivo... Lamentablemente, seguirán contabilizándose víctimas y seguiremos creyendo que cuanto se hace es insuficiente. Estoy algo pesimista, pero... es lo que tiene abrir los ojos, que te topas con realidades que eclipsan sueños. Eso sí, eso no implica que no crea que con tesón y tiempo...

Un beso, wapo.

Stanley Kowalski dijo...

Realmente es un horror lo que contás, cuánto tiempo llevamos con los desastres de Africa, y pedir que se solucionen es un albur en este momento, pero creo fervorosamente que, al menos, se podrían morigerar. Aquí en la Argentina, hace 2 o 3 años, hay una corriente migratoria desde Somalía y Nigeria. Se adaptan bastante bien, sólo que tienen muchos problemas con el idioma. No podría precisarte que cantidad son, pero cuando andás por la calles se ven bastantes.
Obvio que éste no es el paraíso y lejos está de serlo, tampoco se salvan del racismo y la discriminación que hay aquí, mas solapada, pero igual de mala.
de Buenos Aires te mando un beso

esperanza dijo...

Te deseo para el nuevo año que no desfallezcas en tu intento de hacer Africa más grande y más próxima.
Un abrazo.

TOROSALVAJE dijo...

Ojalá que el año que viene haya mejorado la situación general de África.

Saludos.

Merce dijo...

Vaya, este 2008 se puede decir que trajo pocas cosas buenas a los más desfavorecidos, no sólo de este continente. Esperemos que el 2009 sea algo más positivo en todos los aspectos.

Un beso y Feliz Año.

Alfonso dijo...

Mucho cambio, mucho cambio,... no, más de lo mismo. A ver si un día Africa, sus pueblos empiezan a gritar fuerte como Venezuela, Ecuador o Bolivia.
Es un continente tan grande, y tan complejo a la vez, con las civilizaciones negras y las musulmanas, tan distintas para ponerse de acuerdo... ajú.