sábado, 23 de mayo de 2009

El niño de la cara sucia



-->
Leo está huyendo, busca la soledad y el no tener que dar explicaciones. La muerte de su pareja le acompaña a cada instante. Necesita de esa soledad para calmar su angustia. Escapa de Milán para recorrer Europa. Decide instalarse una temporada en Inglaterra. Lo que ve, lo que descubre en este viaje con los inmigrantes, no es de su gusto.

“(…) ¿Qué le está haciendo este viejo, decrépito continente al Tercer Mundo? ¿Este pueblo de piratas y beodos pendencieros a sus ex colonias, a sus ex súbditos, a quienes ha doblegado con el látigo y la violencia tras haberlos despojado y explotado? ¿Con qué hipocresía el europeo impone reglas y comportamientos, como si los valores fuesen todavía de Occidente cuando, en cambio, todo demuestra lo contrario? ¿Cuál es la razón por la que, de todos los rincones del mundo, los más desgraciados, los más pobres, los parias de la historia, las avalanchas de pordioseros, las hordas de muertos de hambre y de mendigos invaden ciudades, teniendo incluso que parecer, para integrarse, educados, gente de bien, hipócritas, como la totalidad de la clase media europea? ¿Cómo no sentir una inmensa, profunda, íntima vergüenza al ver los ojos de aquel chico indio…?”

Párrafo extraído del libro “Habitaciones separadas” de Pier Vittorio Tondelli.

Me duelen tus ojos, niño pobre,
me sarna tu cara sucia.
Me pesa el aire viciado del cubículo
donde mugriento descansa tu colchón.
No soñó tu padre viejo,
el negro que llamamos,
ese techo darte
cuando huyó del Sudán.
Me duelen tus ojos, hermano niño,
por ser yo la vieja y enferma Europa.
¿Qué más puedo darte
si ya pisas mi tierra?
Hisae


3 comentarios:

Ana Belio dijo...

Es la eterna pregunta Mario, y nunca hay respuestas porque Europa siempre calla.

Hay demasiadas caras sucias.

Bss

Alfonso dijo...

Lo malo es que te duela a ti, que no tienes culpa de nada, y al que le tenga que doler, pase olímpicamente.

tia elsa dijo...

Seria hermoso si la humanidad se uniera en todo el mundo proclamando por estas gentes, alguna forma de protesta y a su vez juntar fondos para que a través de ong pudieran llevar ayuda con centavos siendo tan millones cuanto podría hacerse