domingo, 27 de febrero de 2011

Muamar el Gadafi


Gadafi está de moda. Pero hoy más que nunca, vemos su locura televisada. Este personaje es el más excéntrico de todos los dictadores que hayan existido. Se ha mantenido 41 años en el poder, haciendo de su país, Libia, una finca familiar.
Mucho se ha hablado estos últimos días de la historia de Libia e incluso del futuro inmediato de Libia. Pero, conozcamos con una serie de apuntes, algunas cosas más del excéntrico Muamar el Gadafi.






.- Beduino, es hijo de un pastor de camellos que nació en 1942.
.- Cuando tenía 27 años, era uno de los oficiales que derrocaron al rey Idris Senussi, para el que, tras la II Guerra Mundial, las potencias anglosajonas habían creado un país llamado Libia en un territorio que había sido colonia italiana y, antes, tres provincias del imperio otomano.
.- Se inventó el concepto de yamahiriya o república asamblearia de las masas. Y, cual Mao árabe, editó su Libro Verde, un revuelto indigerible de socialismo, panarabismo, populismo e islam.
.- Calza botas con tacones altísimos; viste trajes seudobeduinos diseñados en Italia o uniformes de jefe de pista de circo austrohúngaro.
.- Transporta camellas en su avión para beber su leche.
.- Anda protegido por una guardia personal de amazonas vírgenes.
.- Una vez, se cubrió la mano derecha con un guante blanco para estrechar la de Hassan II sin que su carne tocara la de aquel monarca que había saludado a dirigentes israelíes.
.- Es capaz de interrumpir en una reunión de la liga Árabe y ponerse a orinar en la sala.
.- Es hipocondríaco y adicto al botox.
.- Rechaza subir más de 35 escalones.
.- Se ha otorgado así mismo el título de Rey de Reyes de África.
Después de leer estas perlas que se le atribuyen a Gadafi, no es de extrañar que la semana pasada saliera por televisión diciendo: “los que se manifiestan son personas malas, que distribuyen dinero y drogas entre los jóvenes”, y más tarde, se dedicara a masacrar a su pueblo, tiroteando por tierra y aire a los manifestantes libios.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué fuerte, qué esperpento.
¿Por qué no haces una serie de entradas sobre la amplia galería de sátrapas que en el África han sido?
David

Noray dijo...

Este Muammar al-Gaddafi no es el mismo que luchó por la liberación de su país bajo el paraguas del socialismo panárabe inspirado en la doctrina de Nasser. Aquel Coronel Gadafi, que llevó la Revolución a un pueblo sumido en la más estricta pobreza y analfabetismo, no es este ser esperpéntico y patético que se enroca en su propia estirpe, como si fuera una nueva dinastía, y en su contrarrevolución para perpetuarse en el poder. Este Gadafi, que manda a sus secuaces a entrar casa por casa para acabar con las ratas y al que no le ha temblado el pulso para ordenar a la aviación a bombardear a la población libia, el mismo que ha logrado sacar del país millones de dólares para ponerlos a buen recaudo en caso de necesidad, es otro Gadafi distinto de aquel que en su día derrocó al rey Idris.


Un abrazo.

tia elsa dijo...

Un cerdo, como tantos en la historia Sin ánimo de insultar al animal cerdo.

Gustavo Lanfredi dijo...

Cerca de mi casa hay un cuidacoches que es identico. Estoy en Montevideo, Uruguay. Ademas de cuidar coches es alcoholico y estuvo preso, por lo cual creo que aumenta el parecido.
Saludos.