miércoles, 23 de abril de 2014

ARGELIA, SUS CIFRAS Y EL NUEVO MANDATO DE BUTEFLIKA


ARGELIA es el primer país árabe en territorio con 2,3 millones de kilómetros cuadrados. Su población es de  33.800.000 habitantes, de los que el 73% es población urbana. Su estructura de población es del 46% menor de 25 años, 43% de 25 a 55 años y el 11% de más de 55 años. En 20 años se estima que la población alcance los 50 millones de habitantes. Su renta per cápita es de 5.348 euros, su tasa oficial de paro es del 9% (la estimación de los analistas es del 20%) y el salario mínimo es de 180 euros. La composición del PIB es del 63% Industria, el 28% Servicios y 9% Agricultura.

Argelia es el 15º país productor de hidrocarburos del mundo, el segundo de África. El 50% del PIB y el 98% de sus exportaciones dependen de sus hidrocarburos. El 70% de sus alimentos son importados.




En 1988 las revueltas liquidaron el régimen de partido único aunque al final desembocaron en la guerra civil que costó la vida de 200.000 personas. Hoy Abdelaziz Buteflika ha vuelto a ganar las elecciones por cuarta vez consecutiva con el 83,53% de los votos, frente al 12,18% de su inmediato rival, pero sólo participó el 51% de los 23 millones de argelinos con derecho a voto. Buteflika lleva 15 años en la presidencia del país y se niega a soltar las riendas del mismo, a pesar de ser un anciano enfermo de 77 años, el cual es incapaz de expresarse y mantener reuniones de trabajo. Después de pasar tres meses ingresado en un hospital por un accidente cerebrovascular, el presidente no apareció en ningún sólo acto de la campaña electoral.




Argelia prepara otra transición, una transición que sobre todo los jóvenes temen, especialmente por la carencia de independencia judicial, los problemas de asociación y por la libertad de expresión. Buteflika deberá responder a su promesa de una "República renovada" y poner en marcha una reforma económica  para que no sea un país tan dependiente del petróleo.



2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

De ese individuo no se puede esperar nada bueno.

Saludos.

Mercè dijo...

Buen artículo; me lo llevo a facebook directamente con tu enlace.

Un saludo!