miércoles, 10 de septiembre de 2008

De la patera al podio


Llegó a España en una patera. Siete años después, ha logrado su primera medalla de plata paralímpica.

Abderrahman Ait Khamouch, nació en Mellab, una pequeña aldea al sur de Marruecos. Allí sufrió un accidente cuando trabajaba en el campo. Debido a la pobreza de su familia y a una deficiente asistencia sanitaria su lesión se gangrenó y tuvieron que amputarle el brazo derecho, casi a la altura del hombro.

Al penúltimo de los Ait le gustaba mucho correr. Soñaba con llegar a ser algún día como el mediofondista Said Aouita, su ídolo. Ganó un campeonato en la escuela y vio que tenía posibilidades. Pero en su país no veía futuro. Sólo tenía 15 años y quería una oportunidad. Después de tomar la decisión "más importante" de su vida, desembarcó en las playas de Fuerteventura.

Ya en territorio español, peregrinó por varios centros de acogida. Del último de ellos, en Barcelona, fue expulsado antes de la mayoría de edad.

Durante este periplo, sus cualidades deportivas no pasaron desapercibidas. Fue inscrito en la Federación Catalana de Deportes para Discapacitados y empezó a entrenar en el Club de Atletismo de Nou Barris. Su primera carrera fue la Cursa del Corte Inglés en 2003 donde, sin conocer siquiera el trazado urbano, logró un gran resultado. Lo siguiente fue el Campeonato de España de 800 metros y después vinieron otros triunfos.

En 2005, Ait Khamouch consiguió una de las becas del Comité Paralímpico Español. Actualmente está en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat (Barcelona).

El pasado 25 de agosto el Consejo de Ministros le concedió la nacionalidad española, trámite imprescindible para que pudiera competir en Pekín con el equipo paralímpico español.
A sus 21 años, era el máximo favorito de los 1.500 metros, donde ha conseguido la medalla de plata.

5 comentarios:

Stultifer dijo...

Sabiendo que en muchas zonas de África, incluido Marruecos, esconden y así "eliminan" a minusválidos y enfermos mentales, la hazaña de este chico (que además es muy guapo) es para echarle un par de razones. Mira por donde, yo me alegro de su éxito.

Alfonso dijo...

Es un ejemplo. Quien la sigue, la consigue. De todas formas , la patera no es el camino.

Thiago dijo...

Lo he visto, aunque en EL PAIS. Estás seguro que la crónica de EL MUNDO no tiene otra doble intención? jajaja.

El caso es que tiene mucho mérito. No por la medalla para España, que esto es lo de menos, sino por el esfuerzo, la superación y su experiencia vital. He visto tb. la victoria de PISTORIUS.

Desde luego, sacando la utilización mediática de esos deportistas, ellos si que tienen mérito.

Bezos.

Merce dijo...

Hola Mario:
Esta serie de cosas son las que me devuelven la confianza en la capacidad de superación humana, en que no hay obstáculos infranqueables cuando algo se desea de corazón y nos esforzamos por ello.
Por lo que se merece una ehorabuena por la medalla y por todo el camino recorrido hasta conseguirla.
Besos

Angel dijo...

Plata africana para España. Plata en patera.
¿Cuándo llegaremos a comprender la dignidad delas platas que nos llegan en patera?

Besos. Angel.