viernes, 19 de septiembre de 2008

Viaje sin retorno


La gran pregunta es si nos importa que esta gente se muera, o si lo que nos molesta es que lo haga en la puerta de nuestra casa.
JUAN MEDINA - Fotógrafo







-->
Si cuarenta mil niños sucumben diariamente
en el purgatorio del hambre y de la sed,
si la tortura de los pobres cuerpos
envilece una a una las almas,
y si el poder se ufana de sus cuarentenas,
o si los pobres de solemnidad
son cada vez menos solemnes y más pobres,
ya es bastante grave
que un solo hombre
o una sola mujer
contemplen distraídos el horizonte neutro
pero en cambio es atroz
sencillamente atroz
si es la humanidad
la que se encoge de hombros.
Mario Benedetti.

Gracias a Upe - Fuente de Aiara por su colaboración


7 comentarios:

Nacho Hevia dijo...

....y todo..todo esto...sólo por poder vivir...

Alfonso dijo...

Una vez en mi trabajo, mirando por la ventana, vi de pronto un helicóptero, muchos guardias civiles, y de pronto, del maizal, yo trabajaba en el campo. salieron muchos marroquies jóvenes y los cogieron.
Estuvieron alli, los sentaron, y un guardia se acercó a uno, y ésto le dijo: no matar, no matar.
Y el guardia dijo, pero si te voy a dar de comer, hombre.
Una pena.
Llegan al Estrecho, lo cruzan, entran en mi tierra, en Cádiz, y preguntan que dónde está Barcelona... creen que pueden llegar andando.
Como los engañan :(

Stultifer dijo...

El pensamiento es sencillo: Mientras a mi no me afecte ni me toque de cerca ni lo vea todo va bien.

Germanico dijo...

Creo que escandaliza porque ocurre en las puertas de casa.
Impactante.
Saludos

Merce dijo...

Hola Mario. Estoy de acuerdo con germanico y con Stultifer. "si no lo veo ni me toca en nada, ya puede pasar lo que quiera". Mucha gente cambia de canal cuando salen noticias como estas. La ceguera y la ignorancia son el mejor remedio contra el dolor y la desaprobación. Pero sólo estos últimos pueden movilizarnos a actuar.

Besos, impresionante el poema y las fotos.

diegodelmar dijo...

Es tan facil cerrar los ojos cuando no se quiere ver...

besos

Hache dijo...

Es impresionante el poema y más aún la manera tan descarada con que se mira hacia otro lado.