domingo, 29 de marzo de 2009

Desiertos africanos


-->
África, el segundo continente más grande del mundo posee el desierto mayor del planeta. De hecho, este continente tiene en su territorio tres grandes desiertos: el del Sahara, el Namib y el Kalahari. Estas áreas del continente proporcionan una historia geológica y cultural muy rica datada de hace millones de años.


El desierto del Sahara sigue siendo el desierto más conocido y el más inconcebible, un desierto que cambia, se contrae y crece de tamaño. Este desierto, situado en el norte de África es el más extenso del mundo, se adentra 1.610 km en el continente y tiene una anchura de 5.150 km desde el Océano Atlántico hasta el Mar Rojo. Se extiende por Argelia, Túnez, Marruecos, Sahara Occidental, Mauritania, Níger, Libia, Egipto y Chad.
Este desierto posee grandes cordilleras y llanuras de piedra y arena que constituyen enormes extensiones de dunas arenosas. A intervalos, en medio de tanta aridez, se encuentran algunos oasis de agua. Un calor sofocante va seguido en ocasiones de un frío intenso. En el gran desierto se encuentran las temperaturas más extremas del planeta, habiéndose registrado valores de 76º C a la sombra.



-->
El desierto de Namib se extiende por toda la costa de Namibia, a lo largo de 2.000 kilómetros y se considera el desierto más antiguo del mundo (ya existía hace 65 millones de años). Las inmensas dunas de arena son inestables, y cuando el viento así, lo quiere, se mueven como serpientes cambiando así el paisaje. La luz en el amanecer de este desierto, crea colores extraños.




-->
El desierto de Kalahari se situa en los países de Botsuana, Namibia y Sudáfrica. Su extensión es de 712.250 km2. El terreno está cubierto principalmente de suelos rojizos excepto al este, donde aparecen grandes manchas de arena. Cuando las lluvias son intensas, el agua se acumula en la superficie de las extensas llanuras arcillosas.