viernes, 25 de septiembre de 2009

Agua, dame de beber

Cada día muere una media de 4.500 niños menores de cinco años en todo el mundo por falta de acceso a agua potable y saneamiento básico.
Una vez más, la situación más grave la encontramos en el África Subsahariana, donde sólo el 56% de la población tiene acceso a agua potable y el 37% a condiciones de saneamiento.

Es un tema muy hablado, muy ilustrado. Ya lo habréis visto más veces en este blog, pero creo en la necesidad de volverlo a recordar, debido a unas imágenes que alguno de vosotros me ha enviado. El agua es un bien escaso. Todos nosotros, afortunados, aún bebemos y nos duchamos cada día. Pero no todos tienen esa suerte. Lástima que aquellos que no beben hoy agua, tampoco podrán leer jamás este blog.

Sé que el escribir esto, no les dará de beber. Tampoco quiero limpiar con ello mi conciencia. Tan sólo deseo preguntarme a mí mismo, el por qué de esta diferencia tan abismal entre unos y otros.

¿Por qué tuve yo más suerte?

4 comentarios:

Alfonso dijo...

¿Y en qué soy yo culpable?

Mª Mercè dijo...

Es horrible lo que está pasando en África.

También hice una entrada, hace un par de días, centrándome en Kenia.

Te mando un sincero abrazo.

Norber dijo...

Uf!, Hisae, y yo también me lo pregunto. Tener agua, un techo, comida, acceso a educación, etc., etc., etc....y tantos no lo tienen por el solo hecho de haber nacido en otro sitio.
Dejar correr el agua mientras nos afeitamos, lavar el automóvil con litros y litros, piscinas de toda forma y medida. A veces son despropósitos.
Y en sectores de Argentina el problema también existe, por escases o contaminación. Es muy triste.
Gracias por mantenernos despiertos.
Un abrazo.
Norber.

Stanley Kowalski dijo...

Es una pregunta que lamentablemente es muy difícil encontrarle una respuesta. Es tal la desazón que me producen estas imágenes que ya me conformo con que alguien haga algo, aunque sea paliativo, que mitigue un poco el hoy. Yo aún creo en que mañana será otro día.

Yendo a un tema más frívolo, mañana te espero en mi blog, estás invitadísimo.

BESOTES QUERIDO AMIGO.