jueves, 18 de febrero de 2010

Qué es el qué



QUÉ ES EL QUÉ, de Dave Eggers (Estados Unidos, 1970). Recomiendo este libro para los que estén interesados en conocer un poco más sobre la guerra civil de Sudán. El libro es muy ameno de leer, narrado en primera persona por un niño de 6 años y como huye de su pueblo arrasado para convertirse en uno de los miles Niños Perdidos de Sudán. Hasta el título es bonito.




Qué es el qué, narra la vida de Valentino Achak Deng, uno de los niños perdidos durante la guerra civil sudanesa. Narrada con un altísimo sentido de la humanidad, esta historia arranca cuando el protagonista tiene apenas seis años y un grupo de árabes arrasa su pueblo. Sin saber el destino que han corrido sus padres, Valentino se une a otros niños perdidos en una caravana a pie con destino a Etiopía, donde les aseguran que estarán a salvo. Esta novela es la historia del viaje desde su país natal hasta Etiopía y Kenia a través de un territorio sembrado de minas, a merced del hambre, las enfermedades y la crueldad de rebeldes y milicianos, pero donde, a pesar de todo, queda un resquicio para un inesperado romance. Es la historia de los años de Valentino en el campo de refugiados y su posterior traslado a Estados Unidos. Qué es el qué nos ayuda a entender los conflictos bélicos, la experiencia de los refugiados en todo el mundo y los sueños que hacen que muchos africanos emprendan, año tras año, viajes increíbles: «Cuando llegue allí habrá una radio bajo cada árbol. Leche y huevos, carne en abundancia y un agua tan fresca que antes de beberla habrá que esperar un ratito».




Prefacio del libro
Este libro es el sincero relato de mi vida: desde el momento en que me separaron de mi familia en Marial Bai, pasando por los trece años, que permanecí en campos de refugiados de Kenia y Etiopía, hasta mis posteriores encuentros con las vibrantes culturas occidentales, en Atlanta y otros lugares. A medida que vayáis leyendo el libro os enteraréis de los dos millones y medio de personas que han muerto en la guerra civil sudanesa. Yo era solo un niño cuando estalló la guerra. Como cualquier ser humano indefenso, sobreviví tras cruzar muchos parajes agotadores mientras las bombas de las fuerzas aéreas de Sudán caían a mi alrededor, esquivando las minas de tierra, perseguido por bestias salvajes y asesinos humanos. Me alimenté de frutos desconocidos, verduras, hojas, cadáveres de animales, y a veces pasé días sin probar bocado. En ciertos momentos las penalidades fueron insoportables. Me odié a mí mismo y traté de quitarme la vida. Muchos de mis amigos, y miles de mis compatriotas, no consiguieron salir con vida de esta lucha.
Este libro nació del deseo, por mi parte y por parte del autor, de conseguir que otros entiendan las atrocidades que muchos gobiernos sucesivos de Sudán han cometido antes y durante la guerra civil. A ese fin, y en el transcurso de varios años, relaté mi historia al autor oralmente. Después él dio forma a la novela, aproximándose a mi voz y usando los hechos básicos de mi vida como cimientos. Dado que muchos fragmentos son ficción, el resultado recibe el nombre de novela. No debería tomarse como la historia definitiva de la guerra civil de Sudán, ni de los sudaneses, ni siquiera de mi generación, conocida como la de los Chicos Perdidos. Se trata simplemente de la historia de un hombre, contada desde un punto de vista subjetivo. Y aunque pertenece al territorio de la ficción, debería resaltarse que el mundo que he conocido no es tan distinto del que aparece reflejado en estas páginas. Vivimos en un momento en que los momentos más terribles de este libro podrían ocurrir, y en muchos casos ocurrieron.
Incluso en mis momentos más tristes, creí que algún día podría compartir mis experiencias con los lectores para evitar que estos errores lleguen a repetirse. Este libro es una forma de lucha, y mantiene mi espíritu vivo para luchar. Luchar significa fortalecer mi fe, mi esperanza y mi confianza en la humanidad. Gracias por leer este libro. Os deseo que paséis un buen día.
Valentino Achak Deng, Atlanta, 2006

4 comentarios:

tia elsa dijo...

Gracias lo tendré en cuenta para futuras compras, me encanta leer y cuando nos recomiendan un buen libro no se puede olvidar. Besos tía Elsa.

elvientoenlasvelas dijo...

Tiene muy buena pinta. ¿Me lo prestas? Besis

Stanley Kowalski dijo...

Gracias por el dato, ya lo apunto!

BESOTES AMIGO Y BUEN FINDE!!

Victoria dijo...

Gracias por tus recomendaciones.
Supongo que estás al tanto del golpe de estado en Níger, yo tengo un nudo en el alma...
Besos