domingo, 30 de noviembre de 2008

El camino de Muzuzangabo



-->
África cuenta con más de 25 millones de enfermos de SIDA. Mucha gente que desconoce estar enfermo sigue practicando el sexo sin protección y esto conlleva que la enfermedad se vaya extendiendo sin parar por todo el continente. Como ejemplo de esta dramática situación que padece el continente africano, baste con dos ejemplos: los pacientes VIH-positivos ocuparon el 39% de las camas del Hospital Nacional Keniano en Nairobi y el 70% en el Hospital del Príncipe Regente de Bujumbura, en Burundi.
Por encima de los púlpitos religiosos, todavía predican que usar el preservativo conlleva al castigo divino.

Carlos Cordero (portorriqueño afincado en España) sabe de lo que habla. Carlos padece la enfermedad desde 1992, contagiado por su pareja. Estuvo al borde de la muerte en 1996 tras un tratamiento fallido. Pero comenzó a tomar los antirretrovirales y fue mejorando rápidamente. Cuando estuvo bien, estaban llegando a África las pastillas sin instructores y decidió viajar allí para mostrar a los jóvenes su experiencia.

Hoy se estrena en Las Palmas de Gran Canaria su documental “El camino de Muzuzangabo”, una aventura que le ha llevado a viajar por África dando a conocer a los jóvenes su experiencia, tratando de convencer a estos, que si se hacen la prueba y el virus se coge a tiempo, puede desaparecer y si ya es tarde, tomando los antirretrovirales más posibilidades tienes de llevar una vida plena.

Documentación: Casa África y La Provincia




7 comentarios:

Alfonso dijo...

Ahí es donde se ve lo que titula tu blog: Qué Africa se muere, literalmente. Y no hay organización ni Estado que tome al toro por los cuernos.

Thiago dijo...

Es que lo terrible es la ignorancia, y como siempre en Africa no interesa que se salven y que puedan vivir en condiciones... si no nos preocupamos ni de los niños que se mueren de hambre...

Y con tratamiento estos enfermos podian llevar una vida mas o menos normal ocmo una enfermedad crónica mas...

Bezos

Markesa Merteuil dijo...

Es realmente triste que una organización religiosa desaconseje el uso de preservativo, puesto que equipara el sexo (si no es para la procreación) con la muerte. El no matarás con el no fornicarás. E insistir en la abstinencia como único recurso para evitar el SIDA es igual que contribuir a la muerte de aquellos que no pueden obtener medicación. Se olvidan los señores de la iglesia (o los señores de la guerra) que en países dominados por las creencias católicas impera tal machismo que el hombre sí es perdonado por el adulterio. Y me pregunto yo por qué demonios tengo que fornicar sin protección con mi pareja si a él le está "permitido" copular con quien le plazca. Cuántas mujeres han padecido sífilis, hepatitis, etc... por acostarse únicamente con sus maridos. Y estoy hablando de occidente, del primer mundo, del occidente y del primer mundo contaminados por la lacra dogmática de este catolicismo rancio.

Cómo se atreven los señores de la iglesia a recomendar la abstinencia cuando saben que muchos de sus fieles varones son infieles? Cuando saben que con confesarse y decir que se arrepienten de sus pecados y que tienen propósito de la enmienda serán perdonados? Esa falta no es ya un riesgo? No implica ya un riesgo para quien no faltó? Recomendar únicamente la procreación y ser permisivos con el adúltero (perdonando sus pecados en cuanto se acercan al confesionario) no es lo mismo que promover la muerte? NO MATARÁS, NO MATARÁS... Se olvidan del mandamiento de NO MATARÁS.

Y, por cierto, que son los propios señores de la iglesia los que promueven el machismo y se preguntan que qué habrán hecho las mujeres para ser víctimas de violencia de género. Al asesino, al maltratador, también lo perdonan en el confesionario en cuanto promete que no lo hará más. Pero vuelve una y otra vez y... no pasa nada. Eso sí, a ella le niegan el derecho a una nulidad matrimonial. Nulidad que se concede siempre que haya dinero por el medio. Con dinero el sacramento pierde su fuerza y se puede anular. Manda narices con los señores de la iglesia.

Que sí, que trabajan en el tercer mundo, que apoyan a los pobres... Bueno... y aplauden a los ricos y les ríen sus gracias, cuando la religión católica (atendiendo a lo que predicaba Cristo) únicamente se debería centrar en la ayuda a los necesitados. Los ricos no necesitan de parabienes. Y... teniendo en cuenta que la ayuda es parte de su labor, no deberían dedicarse a restregárnosla. Simplemente deberían actuar.

Y, sí, ya sé. Me he enrollado y me he cabreado demasiado. Lo siento mucho, pero es que en su día me bautizaron en esa secta. Y por tanto me repatea sobremanera su falsa moral.

Ruth dijo...

¡Hola Mario!
Que diferencias, que discrimanciones, que pocas involucraciones por y para ayudar a paliar a disminuir a aminorar hasta erradicar cualquier mal que repercuta a la humanidad, se sigue discrimando, se sigue no aportando ni involucrándose en todo aquello que repercute a nuestros semejantes, trístemnte demasiadas muertes por culpa de este virus, por culpa de no poder adquirir un medicación que en España está al alcance de todo el mundo, igual que los métodos anti conceptivos que tanto facilitarían la prevención del riesgo de contagio.
A día de ayer, decidí enviar mi entrada a un medio de comunicación, concretamente a un periódico de prensa regional, así lo sentí para hacer mas ruido a este incesante mal, que debería ser mas tenido en consideración, te adjunto el enlace:
http://servicios.hoy.es/tu-noticia/tu_noticia_ver/SIDA/14839/1.htm
Un abrazote y mucho ánimo

Ana Belio dijo...

Es penoso la verdad, tratamientos encontradas que mejoran la calidad de vida de quienes lo padecen, y que no se pueda llevar hasta allí.

El docimental seguro que está fascinante.

Bs Mario.

TOROSALVAJE dijo...

Espero que ese documental llegue a todas partes.

Saludos.

Jorge Ramiro dijo...

Como estudio medicina, es muy valioso el hecho de ayudar a quienes necesitan ayuda, no solo en Africa, sino también en nuestro país. Por eso me gustaría poder volar con lan argentina para llegar a distintas ciudades y pueblitos del país para ayudar a quienes mas necesitan ayuda