martes, 2 de diciembre de 2008

La Iglesia y África

Hace unos días, comenté a mi amigo Lorenzo, sacerdote, mi descontento hacia la posición de la Iglesia con respecto a África. Bajo mi punto de vista, la iglesia no predica con el ejemplo respecto a la pobreza y no veo mayor movimiento de esta institución con todos los problemas en el continente. Su respuesta fue contundente.
Transcribo aquí unos párrafos de su e-mail y ya después juzgáis y opináis vosotros mismos.

“Sobre la pobreza es otro tema... creo que nadie tiene más autoridad que la Iglesia para hablar de ella. Dices que miles de niños mueren en África, lo sabemos... pero si conoces África bein, también sabrás que los únicos que siempre están, que siempre permanecen al lado de los desahuciados, los únicos que siempre luchan por todos, que siempre denuncian las injusticias y que a menudo dejan su vida al lado de los africanos son los miembros de la Iglesia. Callados y sencillos, yo te dije, tengo amigos en Mozambique, en Nigeria y en El Congo (también en El Salvador, en Perú, en Ecuador y en Argentina). Tengo amigos misioneros que se gastan por su gente, que se hacen uno más y viven como el que menos... y sin pedir carnet a nadie. Nadie permanece como la Iglesia en esos mundos. Nadie destina la inmensa mayoría de sus esfuerzos, económicos y personales, a África como la Iglesia... ¿de veras crees que la Iglesia no predica con el ejemplo? Si es así creo que deberías mirar mejor. La riqueza del Vaticano es un tópico, un lugar común. No voy a negarte la riqueza artística y cultural, pero te aseguro que el Papa no tiene en su armario más de tres o cuatro sotanas... ¿podríamos tú o yo decir lo mismo con nuestros trajes? Te aseguro que esos sótanos llenos de oro y esa cantidad ingente de dinero acumulado para nadie no existen, Mario. Piensa sólo ¿para quién deberíamos guardar ese dinero?

Entre las cosas que dices, desde luego, no te puedo permitir que digas que la Iglesia guarda silencio en África, sobre todo porque no es real. Imagino que no lo sabes, pero el próximo año, el Papa tiene anunciada una visita a Camerún y Angola en el mes de marzo. Se plantea aún la posibilidad de que visite también Senegal y el Congo (ahora lo criticarán por ir, pero si sabes francés -creo que sí- puedes leer los elogios de la revista Jeune Africane al Papa Benedicto XVI por querer “sacar del olvido a África”). Me vas a permitir que me detenga en esto, porque me gustaría darte datos concretos y que tú mismo puedas corroborar:
· Seguramente no lo conoces pero Juan Pablo II dedicó todo un documento a los problemas africanos, Ecclesia in Africa (puedes leerlo, por ejemplo en http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_exhortations/documents/hf_jp-ii_exh_14091995_ecclesia-in-africa_sp.html).
· El otro día ponía el ejemplo de Mons. Cristophe Munzihirwa, obispo asesinado por denunciar la situación de El Congo, y podría ponerte cientos de testimonios de esas denuncias que normalmente nunca llegan a la opinión pública.
· En el Discurso que el Papa realiza anualmente al Cuerpo Diplomático ante la Santa Sede, el 9 de enero de 2007, el papa denunció ante todos los embajadores que en África, “constatamos en primer lugar que la paz es a menudo muy frágil e incluso ridiculizada (...) La comunidad internacional parece impotente desde hace casi cuatro años, a pesar de las iniciativas destinadas a aliviar a las poblaciones indefensas y a aportar una solución política. Estos medios sólo podrán ser eficaces mediante una colaboración activa entre las Naciones Unidas, la Unión Africana, los Gobiernos implicados y otros protagonistas. Les invito a todos a actuar con determinación: no podemos aceptar que tantos inocentes sigan sufriendo y muriendo así”. Habló de la Región de los Grandes Lagos, del Cuerno de África, recordó los enfrentamientos y las guerras tribales y fraticidas y animó a los que sobre el terreno, se comprometen a promover proyectos que contribuyen al desarrollo y a la organización de la vida económica y social. Nadie oyó nada en España. Pero mira, para que te sirva de ejemplo. Cuando en 2004, en el mismo discurso, el Papa Juan Pablo II hizo un alegato denunciando que el entonces eventual ataque a Irak sería "una derrota de la Humanidad" y condenó el uso de las armas, en plena amenaza cumbre de las Azores yo estaba en Roma. El entusiasmo de los que estábamos allí fue fantástico, y nuestra decepción también cuando vimos que en el Telediario nadie decía nada de él y sin embargo, el primer titular eran unas declaraciones de Pedro Almodóvar (en contra del cual no tengo nada). Mario, la voz de la Iglesia a menudo es silenciada.

· El 16 de junio de 2007, el Papa hizo un llamamiento a la comunidad internacional y a los gobiernos, para que adoptasen las medidas necesarias para que la venta y el tráfico de armas dejen de esparcir muerte y miseria, sobre todo en los países africanos. No supimos nada.

· En noviembre de 2007, los Obispos africanos (organizados en el SECAM, Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar) junto con todos los europeos (el Consejo de las Conferencias Episcopales Europeas) escribieron una carta a los Jefes de Estado africanos y europeos enviada a la Cumbre Europa-África celebrada en diciembre del 2007 en Lisboa. En dicha Carta los Obispos de los dos continentes les pedían a los máximos responsables políticos europeos y africanos “enfrentar los males de la esclavitud de nuestro tiempo” y sugerían algunas medidas de lucha contra las nuevas formas de esclavitud. Entre éstas se mencionaba la lucha contra la trata de seres humanos; poner fin a la continua explotación de los recursos africanos, materiales pero también humanos (los Obispos recordaban en particular el problema de la “fuga de cerebros” y de personal médico del continente); esforzarse por alcanzar los Objetivos del Milenio (el programa de la ONU para eliminar la pobreza antes del 2015); buscar el bien común y el buen gobierno luchando contra la corrupción; reconocer el aporte de los emigrantes al desarrollo de los países que los hospedan y el de las remesas que envían a sus países de origen para mantener a sus familias. ¿Habías oído algo de eso?

· Hace apenas unos días, el 9 de noviembre, el Papa denunció en el Ángelus “los sanguinarios enfrentamientos y sistemáticas atrocidades que se están cometiendo en la provincia de Kivu Norte, en la República Democrática del Congo”, e hizo un llamamiento para que todas las partes colaboren en devolver la paz al país. El 14 de noviembre, la iglesia católica de la República Democrática del Congo (RDC) criticó la ineficacia de la ONU para proteger a los civiles y exigió el cese inmediato de las hostilidades en el este del país para permitir el retorno a sus hogares de los refugiados en Uganda.

· El 23 abril 2007 Benedicto XVI escribió una carta a la canciller de la República Federal Alemana, Angela Merkel, al asumir la presidencia de turno de la Unión Europea y del G8 en la que le pide mantener como prioridad la lucha contra la pobreza, en particular en África. Decía entre otras cosas lo siguiente: “Me alegra el hecho de que el tema «pobreza» esté ahora en el orden del día de los países del G8 con una referencia explícita a África. Este tema, de hecho, merece la máxima atención y prioridad para beneficio de los Estados pobres así como de los ricos (...) Es necesario tomar también medidas a favor de una rápida cancelación completa e incondicional de la deuda exterior de los países pobres altamente endeudados y de los países menos desarrollados (...) Además, los países industrializados tienen que ser conscientes de los compromisos que han asumido en el ámbito de las ayudas al desarrollo y cumplirlos plenamente. / Luego se necesitan importantes inversiones en el campo de la investigación y del desarrollo de medicinas para el tratamiento del SIDA, de la tuberculosis, de la malaria y de otras enfermedades tropicales. Los países industrializados tienen que afrontar la urgente tarea científica de crear finalmente una vacuna contra la malaria. Asimismo, es necesario poner a disposición tecnologías médicas y farmacéuticas, así como conocimientos derivados de la experiencia en el campo de la salud, sin pretender en cambio exigencias jurídicas o económicas. / Por último, la comunidad internacional tiene que seguir trabajando por una reducción significativa del comercio de armas, legal o ilegal, del tráfico ilegal de materias primas preciosas y de la fuga de capitales de los países pobres, y tiene que comprometerse en la eliminación tanto de prácticas de reciclaje de dinero sucio como de la corrupción de los funcionarios en los países pobres. / Si bien estos desafíos tienen que ser afrontados por todos los estados miembros de la comunidad internacional, el G8 y la Unión Europea deberían desempeñar un papel-guía en este sentido (...)” ¿Porqué nadie ha podido leerla en la prensa española?

Estos son algunos ejemplos que he sacado un poco de la memoria. ¿No crees que la carta del Papa a la Merkel y al G8 se merece estar en tu blog?”




9 comentarios:

esperanza dijo...

No soy muy del Vaticano, aunque sí cristiana por bautismo y formación, que no practico mucho los mandatos de la Santa Madre Iglesia (algunos nada más y no por mandatos, sino por sentido común) pero la única información que recibo de Africa, sin contar folletos turísticos ó noticias de matanzas, es, desde hace muuuuchos años, la revista "Mundo Negro".
Pertenece a los Misioneros Combonianos y habla de todos los países africanos, porque Africa tiene muchos, de los que muchos no sé situar en el mapa a estas alturas, con hijos en Secundaria y licenciada con suficiencia investigadora.
Bueno, también recibo información de MSF, con los que colaboré en la Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales (va por otro de tus posts).
No juzgo ni opino, constato. Y siento que Africa es tan pobre que no da ni para ser noticia.
P.D. Disculpa que me extienda tanto, es que me acelero...sin querer. GRACIAS.

Stultifer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mario dijo...

Querido Stultifer.

Me veo en la obligación de suprimir tu comentario, porque en ningún momento he pretendido con este post, inducir al insulto o la descalificación.
Simplemente, el conocer la opinión de todos e incluso el debate. Pero nunca al insulto gratuito.

Siempre he huído de la falta de respeto hacia los demás simplemente por que no pensaran igual que yo.

Tu punto de vista es aqui muy importante.
Un abrazo.

Markesa Merteuil dijo...

El Vaticano es un Estado. Dada la ingente cantidad de embajadas que tiene (diócesis con parroquias y más parroquias), podría hacer mucho más de lo que realmente hace para extender su mensaje. No necesita a los medios de comunicación, sino predicar con el ejemplo. Y debería efectuar un auténtico revisionismo tanto de sus políticas como de sus actuaciones sociales y de sus medios de propaganda.

Desde el momento en el que la Iglesia se contradice: poniendo, por ejemplo, mayor énfasis en el cumplimiento de unos mandamientos que en el de otros, la población duda acerca de qué es lo relevante y a veces se cree que todo vale; incluso, dada la insistencia, se cree que el uso del preservativo es el mayor de los crímenes, ya que se ponen trabas a una hipotética futura vida, mientras que proteger la ya existente, mediante profilaxis adecuadas, pasa a un segundo término. Pero el NO MATARÁS debería tenerse en cuenta, pues no olvidemos que la abstinencia no es la única solución y, en muchos casos (no olvidemos que la infidelidad se perdona en una simple confesión siempre y cuando el pecador aluda al propósito de la enmienda), suena a quimera.

Me parece, sinceramente, más criminal gastar más en una visita oficial del Papa o de cualquier jefe de Estado (sea del tipo que sea) a cualquier país que en otorgar soluciones reales a la ciudadanía de ése u otros países. Porque el Papa no va solo, con sus tres o cuatro sotanas. Ni el Papa ni ningún jefe Estado. Van con escolta, con asesores, con un montón de gente cuyos gastos también hay que pagar (durante todo el año, pero que se incrementan notablemente en un viaje oficial).

Me gustaría que, como acto de protesta por la situación real que viven esos países, el Papa (ya que es al que se alude en el post) se alimentase a diario durante ¿un mes? como lo haría cualquier senegalés y que todos pudiésemos ver que es así. Que como modo de protesta se limita a sobrevivir con eso; y ver que como modo de protesta se va deteriorando precisamente por la falta de alimentos y por la falta de agua potable.

Creo que ahí nos daríamos cuenta de que la dieta del McDonalds, a fin de cuentas, no es tan mala como la que sufren a diario miles de africanos, miles de asiáticos, miles de americanos e incluso miles de europeos o autralianos. Porque muchas veces vemos lo que ocurre fuera y nos quedamos observándolo para evitar mirar justo enfrente.

Y seguiría y seguiría y os aburriría. Creo que mi rabia (porque ya sé que esto puede sonar a rabieta) contra la Iglesia se debe precisamente a que yo confiaba en ella, en las posibilidades de un mundo mejor. Y no rompí con ella por nada en concreto, sino por todo en general. Pero... en un tiempo... hasta iba a misa a diario. ¿Cómo me pudieron decepcionar tanto? ¿Qué es lo que hicieron mal? Creo que toda la curia debería plantearse el porqué del alejamiento imparable de muchos que otrora no se avergonzaban de pregonar su catolicismo.

Creo recordar que Cristo no iba publicitando sus actos, sus milagros... creo recordar que eran otros los que hablaban de Él, por lo extraordinario de sus acciones. Extraordinario y desinteresado. Hay, no obstante, pasajes que distan mucho de lo que yo creo que deberían ser, pues se alude a la ira en el templo, pero... no hay que olvidar que la mayor parte de quienes recrearon la "historia" no fueron coetáneos de Cristo, y que de boca en boca el mensaje tienen a tergiversarse y a perder parte de su esencia. Pero, a lo que iba, dudo mucho que el espíritu de Cristo se obstinase en presumir de sus acciones, sino que les restaba importancia, ya que abogaba para la humildad y el desinterés. No buscaba ni lucro, ni reconocimiento, ni... ¿Me equivoco? Simplemente buscaba enseñar con el ejemplo las claves para el respeto y para actuar con bondad y magnanimidad hacia los demás.

Y no me extiendo más, porque me estoy empezando a desviar del propósito del blog, que es defender que todos somos en cierto modo responsables de lo que está acontenciendo con otros seres humanos (o, si preferimos en lenguaje cristiano, con nuestros hermanos).

Besos a todos.

David de la Merced dijo...

Resulta muy difícil hablar de la iglesia respecto al drama africano sin hablar de la iglesia en sí misma, es decir, como la poderosísima institución que es.

Es indudable que la iglesia ha hecho y sigue haciendo cosas por África, pero estaría bueno que no lo hiciera, hasta ahí podíamos llegar. ¿Ha hecho todo lo posible? Ni de lejos.. Aunque, ojo, no ha sido gratis. No deberíamos olvidar que detrás de los conquistadores iban los sacerdotes, y que la protección, la ayuda y el alimento que han procurado se ha hecho vía conversiones a lo largo de los siglos. Personalmente, prefiero la más desinteresada labor de organizaciones civiles, donde no te meten en el mismo paquete el cuenco de la comida y el crucifijo.

Pero no sólo de comida vive el hombre. Podríamos hablar, como apuntaban arriba, de su vergonzosa actitud respecto a la prevención de enfermedades de transmisión sexual, que en África se cobran millones de vidas. La iglesia desprecia la vida desde el mismo momento en que permite la muerte de vidas hechas y derechas.
También podríamos hablar de su condena a la homosexualidad, otra de las lacras del continente. Curiosamente hoy sale un noticia en El País (http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Vaticano/opone/despenalizar/homosexualidad/elpepisoc/20081202elpepisoc_7/Tes) que recomiendo leer para ver cómo se las gastan en el Vaticano. El representante de la santa sede se permite decir que estar a favor de esa despenalización "pondría en la picota a los países que no consideran matrimonio las uniones homosexuales". "Si se aprobara", atacó Migliore, "esos países serían presionados". Hace falta desvergüenza, en cuanto se choca con sus intereses...
Resulta bastante significativo comprobar que la única vez que la iglesia se ha echado a la calle para manifestarse, ha sido cuando se han sentido atacados con ampliaciones de derechos a quienes antes no los tenían o por inocentes asignaturillas (por dios, como si ellos no nos tergiversasen el mundo desde la misma cuna).

El problema fundamental de la iglesia es ella misma, disfruta de un poder (y de un poder de injerencia inaceptable) que nunca debería haber tenido y que debería dejar de tener ya.

Me gusta la propuesta de la Marquesa de Merteuil. Durante un mes me gustaría ver al Papa con su ración diaria de maíz, convertido en un simple hombre hambriento.

Abrazicos

AFRICA dijo...

Creo que tu objetivo no fue el debate. En cuanto a la Iglesia católica, como de cualquier religión hay mucho que decir, son hombres los que la rigen y tienen un montón de defectos. Soy cristiana,católica, practicante con un montón de dudas y en desacuerdo con un monton de cosas, a ves me apetece "desapuntarme".
Me parece muy bien que informes de todas las cosas que se están haciendo bien, se les da tan poca publicidad que a veces pensamos que no se hace nada.

un beso

Thiago dijo...

Lo siento por tu amigo Lorenzo... pero no me voy a tragar todo su rollo lleno de disculpas y fantasías. Solo que mire quien le hace las sotanas y los zapatos a este papa....

Me gustaría saber como es que en Africa hay un reproducción exacta del Vaticano que aunque sea una idea megalomana de un dictador, no deja de ser inspirado por su fe.

Claro que ALGUNOS hacen buena labor algnos misioneros en Africa, ¡solo faltaria! No vana a estar alli haciendo negocios. Pero eso tb. lo puede hacer ONG, no son nesarios los curas, solo buscan perpetuarse, y buscan nuevos adeptos y seminaristas pq ya en el mundo occidental no engañan a nadie y los seminarios están vacios. Y ademas una cosa es a titulo individual y otra como Organización. La iglesia como tal siempre sta al lado de los ricos y del poder, discirimina a unos y otros, rechaza a los demás y menosprecia a las mujeres y gays. Es la institución mas odiosa hoy en el mundo, lo siento. Y tiene la culpa de mucho de lo que está pasando, es arcaica y una filfa, sin entrar ya en la tonteria de la santisima trinidad y de la inmaculada concepcion que esas paparruchas ya no se las puede creer nadie.

En fin, no sigo que me enciendo, bezos.

Ruth dijo...

¡Hola Mario!
A través del facebook, he accedido a un grupo que creo que te agradaría concer, te envio un vídeo, donde puedes ver parte de la labor que vienen desempeñando. te adjunto en enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=EZJaYu0ehD4&eurl=http://apps.new.facebook.com/facebookforgood/contests/101/entries/4712
Un abrazote y a seguir hacia adelante.

TOROSALVAJE dijo...

Yo admiro a las personas que dedican su vida a ayudar a los demás. Yo no lo hago y me temo que la mayoría de los que se llenan la boca opinando tampoco.

No voy a criticar nada ni a intentar dar lecciones de nada porque no estoy legitimado.

Me da igual que los que dedican su vida a los demás sean cristianos, musulmanes, ateos o agnósticos.

Mi admiración y mi agradecimiento para todos ellos por su falta de egoísmo y su amor hacia los demás.

Saludos.